Cuidado de la Piel para ir a la Playa

Cuidado de la piel para ir a la playa

Irse de vacaciones a la playa es muy bueno para tu organismo, ya que sintetizarás vitamina D gracias al sol, y tu piel estará más tersa debido a las sales minerales y de oligo-elementos presentes en el mar.

Un baño de 15 minutos es suficiente para regenerar tu epidermis, así como las sesiones de exposición solar graduales, mucho más recomendables que una estar bajo el sol todo el día. Recuerda que los efectos de sol son cada vez mas nocivos para la piel, y la exposición prolongada a los rayos UV traerá consecuencias como manchas, resequedad o enfermedades de la piel más severas.

Estando en la playa querrás descansar y divertirte, pero no te olvides que el cuidado de tu piel también es importante, así tu piel no lucirá opaca, seca y maltratada.

Por ello, te compartimos ciertos consejos para el cuidado de la piel para ir a la playa, para sacarle el máximo partido a tus vacaciones y resaltar tu belleza, tu piel te lo agradecerá.

Cuidado de la piel para ir a la playa

exfoliacion

Hidrata tu cuerpo y rostro aplicando una fuerte crema o gel hidratante en tu piel días antes de ir a la playa.

Exfolia tu piel tanto del rostro como del cuerpo, al exfoliar se eliminan las células muertas, también se logra tener una piel suave y radiante. El proceso de exfoliación se basa en quitar la capa superior de células muertas de la piel, para que se vea menos opaca y así permitimos la regeneración de nueva dermis de una manera más rápida. Exfolia tu piel con una esponja de lufa o una toallita áspera antes de ir a la playa para obtener un bronceado parejo.

Para que tus piernas se vean lindas es recomendable hacerte la depilación 8 días antes de ir a la playa, asi evitarás la irritación o manchas.

Usa un esmalte brillante para las uñas de las manos para lograr un look playero, la vitamina D del sol y crema humectante para manos harán que luzcan de maravilla.

Para los pies lo recomendable es hacerte una pedicura ya que los pies estarán expuestos todo el tiempo al sol. Procura usar una capa protectora para que el esmalte no se maltrate.

Cómo preparar tu Piel para la Playa

sombrero-en-la-playa

Compra varios filtros solares con diferentes grados de FPS para ir subiendo el nivel de cobertura a lo largo del día. Puedes usar una loción con un FPS 15 durante la mañana temprano cuando el sol es más débil y aplicarte una de FPS 45 cuando el sol llega a su pico máximo.

Ponte otra capa de filtro solar después de nadar para preparar tu piel para regresar a la playa. Incluso los productos que repelen el agua no son efectivos después de períodos prolongados de exposición al agua y debe aplicarlos después de volver a tierra para evitar dañar tu piel.

Usa un sombrero de ala ancha cuando te expongas al sol en la playa para proteger tu piel de los rayos solares. Un sombrero le da sombra a tu rostro, tu cuello y tus hombros además de haberte aplicado la capa de filtro solar.

Se meticulosa para el cuidado de la piel para ir a la playa, incluso si el cielo está nublado. La luz solar se filtra a través de las nubes causando daños a la piel sin protección. Usa la misma cantidad de filtro solar y la misma ropa cada vez que vayas a la playa para lograr una protección total.

Colócate filtro solar en las orejas, las rodillas y los pies al preparar tu piel para ir a la playa. Estas zonas generalmente ignoradas de tu cuerpo se queman rápidamente con el sol del mediodía si no reciben una aplicación pareja de filtro solar.

Aplica una cantidad generosa de humectante antes y después de haber ido a la playa para proteger tu piel a largo plazo. Un buen humectante puede contrarrestar los efectos perjudiciales de los rayos UV sobre tu piel si lo usas en cada salida.

Coloca tu sombrilla y tu manta en la playa de manera tal que asegures la máxima protección para tu cuerpo en cuanto al sol. Una sombrilla proporciona protección de cierta cantidad de rayos solares en la mitad del día. Una manta es fundamental para evitar que se adhieran a tu piel la arena y otros materiales mientras estás usando filtro solar.

Unta abundantemente óxido de zinc en tu rostro y brazos para minimizar las quemaduras de sol. La mejor protección contra el sol proviene de la loción de óxido de zinc blanco que usan comúnmente los guardavidas. Tu piel no absorberá por completo el óxido de zinc, por lo que dejará una gruesa capa blanca sobre las partes cubiertas del cuerpo.

12 Alimentos que Protegen tu Piel del Sol

sandia en la playa

Hay alimentos que por sus nutrientes hacen la piel más resistente a los efectos dañinos del Sol y protegerte también desde dentro con lo que comes.

Cítricos

El gran contenido en vitamina C de los citricos como naranjas, limones, limas y mandarinas, junto a la vitamina E, previene las quemaduras solares. Además, sus antioxidantes ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de piel.

Zanahorias

Protegen gracias al beta-caroteno.

Fresas

También tienen antioxidantes y vitamina C.

Té verde

Sus catequinas protegen frente a la inflamación de las quemaduras y el daño de los rayos UV de largo espectro. Se ha demostrado que sus antioxidantes, llamados EGCG, protegen el ADN de los daños de los rayos UV.

Granada

Además de antioxidantes, esta fruta contiene ácido elágico, que protege las células del daño celular producido por los rayos UVA y UVB.

Almendras

Gracias a la vitamina E y la quercitina que contienen, protegen la piel del sol y la ayudan a repararse, evitando la degradación del colágeno que los rayos solares provocan.

Uvas tintas

Protegen gracias a la quercitina y los polifenoles que contienen.

Verduras de Hoja Verde

Antioxidantes como la luteína y la zeaxantina protegen la piel de los rayos solares.

Tomates

El licopeno, un carotenoide que contiene, neutraliza los radicales libres que produce la exposición excesiva al sol. Por cierto, es mejor tomar los tomates cocinados para que el cuerpo asimile mejor el licopeno.

Sandía

Contiene un 40% más de licopeno que los tomates.

Cúrcuma

Esta especia, muy usada en la India, es muy antioxidante y tiene propiedades antiinflamatorias. Protege sobretodo de los rayos UVB.

Semillas de lino

Gracias a los ácidos Omega 3 que contienen, estas semillas (y su aceite) protegen de los efectos dañinos de los rayos UV y además ayudan a reparar la piel de la exposición solar.

Cuidados para tu Piel después del Sol

Consejos para la semana laboral

Después de un día en la playa o la piscina, y especialmente si estuviste un tiempo prolongado bajo el sol, debes de cuidar tu piel para evitar enfermedades.

Puedes realizar estas pequeñas y fáciles rutinas que te van a ayudar a cuidar tu piel después de haberla expuesto al sol.

- El primer paso nada más llegar a casa tras pasar un día bajo el sol es darse un baño y utilizar un gel corporal de pH neutro o para pieles sensibles, con el fin de eliminar rastros de impurezas, el cloro de la piscina o el salitre de mar.

- Aunque con una ducha es suficiente para recuperar el tono de la piel, un baño de aceites esenciales es una buena forma de hidratar el cuerpo, a la vez que aporta beneficios extra, ya que también contribuye a la relajación.

- Para quienes quieran conservar el bronceado todo lo posible, se puede añadir al baño una infusión de cuatro bolsitas de té negro en un litro de agua, ya que es un autobronceador natural del que puede nutrirse la piel.

- Después de estar la playa la piel esta algo más irritada de lo normal, con lo es que bueno que después de ducharte en casa te apliques algún After Sun, que son productos específicos para usar después del sol, porque ayudan a calmar y a hidratar la piel al máximo, y algunos evitan la aparición de manchas.

- Por la noche, antes de acostarte, aplica en cara y cuerpo tu crema hidratante habitual, así estarás contribuyendo a una mejor regeneración de la piel.

Los mejores protectores solares del 2015

No Comments Yet.

Leave a comment